Días pasados se cumplió un año de aquel encuentro en el salón de la Biblioteca Popular Carlos Mastronardi donde coincidieron vecinos interesados en el otro| y en el rescate cultural y dieron a luz su proyecto Gualeguay Lee.

Desde entonces, el nutrido grupo de hombres y mujeres "dispuestos a leer para otros", tal cual ellos mismos se definen, recorre instituciones y establecimientos compartiendo con otros textos de diferente recuerdan: "
De este modo, a partir de ese mágico inicio, comenzaron a "construir un espacio, con el aporte de cada uno de sus integrantes. "Nuestro motor es el otro, ese otro dispuesto a escuchar, ese otro que se alegra, se asombra, se emociona, evoca, recuerda, con cada historia que le brindamos", coinciden en afirmar.
Respecto de la actividad, los integrantes de Gualeguay Lee recuerdan: "Como grupo nos constituimos como mediadores de lectura y desde un principio una de nuestras proyección en el tiempo misas ha sido no tomarlo como una obligación, sino como una actividad placentera, a la vez que aseguran: "Así lo sentimos y así lo transmitimos".
Por último, destacan su proyección en el tiempo afirmando: "Nos apasiona lo que hacemos, nos fortalecemos cada semana cuando vivenciamos los encuentros y apostamos a seguir creciendo con la certeza de estar aportando nuestro granito de arena para mejorar el mundo".
Gualeguay21
Días pasados se cumplió un año de aquel encuentro en el salón de la Biblioteca Popular Carlos Mastronardi donde coincidieron vecinos interesados en el otro| y en el rescate cultural y dieron a luz su proyecto Gualeguay Lee.
Desde entonces, el nutrido grupo de hombres y mujeres "dispuestos a leer para otros", tal cual ellos mismos se definen, recorre instituciones y establecimientos compartiendo con otros textos de diferente recuerdan: "
De este modo, a partir de ese mágico inicio, comenzaron a "construir un espacio, con el aporte de cada uno de sus integrantes. "Nuestro motor es el otro, ese otro dispuesto a escuchar, ese otro que se alegra, se asombra, se emociona, evoca, recuerda, con cada historia que le brindamos", coinciden en afirmar.
Respecto de la actividad, los integrantes de Gualeguay Lee recuerdan: "Como grupo nos constituimos como mediadores de lectura y desde un principio una de nuestras proyección en el tiempo misas ha sido no tomarlo como una obligación, sino como una actividad placentera, a la vez que aseguran: "Así lo sentimos y así lo transmitimos".
Por último, destacan su proyección en el tiempo afirmando: "Nos apasiona lo que hacemos, nos fortalecemos cada semana cuando vivenciamos los encuentros y apostamos a seguir creciendo con la certeza de estar aportando nuestro granito de arena para mejorar el mundo".
Gualeguay21