Es conocido el impacto de la cuarentena en los comercios, pero poco se ha conocido sobre la situación que atravesaron, y atraviesan, los operadores inmobiliarios, una actividad no solo afectada por es aislamiento, sino, también, por el contexto económico causado por la pandemia.

A los efectos de conocer aspectos íntimos de esta realidad en particular, Gualeguay21 dialogó con José Matorra, operador, corredor y martillero público de nuestra ciudad, quien gentilmente brindó una descripción de la realidad que atraviesa esa actividad.

En este sentido, Matorra confesó que la situación para ese rubro "no fue la excepción", y agregó que "ésto implicó tener que afrontar gastos fijos, alquileres, y empleados, entre otros costos, sin poder trabajar". Esa situación duró hasta que, con la flexibilización dispuesta desde el Gobierno Nacional, se contó con las autorizaciones Provincial, Municipal y de Nuestro Colegio de Corredores Públicos correspondiente, para empezar a atender con turnos programados.

"A partir de ese momento, recién pudimos empezar a regularizar el cobro de alquileres, y, actualmente, luego de algunas semanas de retomar parcialmente nuestra actividad, y a partir de consultas recibidas, particularmente puedo decir que se observa que lentamente se empieza a normalizar", reconoce Matorra, quien retomó su negocio, a principios de mayo, atendiendo por turnos y cumpliendo con un estricto protocolo sanitario.

Consultado sobre la oferta y demanda, más allá del contexto sanitario, Matorra relató que, "al momento de concretar una operación de venta, la variación de moneda extrajera y la inflación que estamos sufriendo, son índices desfavorables y dificultan dicha concreción", aunque reconoce que los vendedores "han entendido que la variación de la moneda extranjera es mayor que proporcionalmente con relación al aumento de materiales de construcción y mano de obra y en la mayoría de los casos han bajado el precio de venta de aquellas propiedades que se ofrecen en moneda extranjera, ajustando el precio de venta a valores actuales equivalentes en pesos".

"Son momentos donde todos debemos tomarnos unos minutos para reflexionar, cumplir con las medidas sanitarias y protocolos, que no es mucho lo que se nos pide, y buscar la generación de negocios a partir de un precio justo que se adecue a los valores y demandas del mercado", completa Matorra.

Por último, sobre la oferta actual, el operador local señaló que, al día de hoy, cuenta con casas, quintas, terrenos y campos para la venta, y, en alquiler, locales comerciales y un departamento en pleno centro.

Gualeguay21