La cláusula de revisión fijó un aumento del seis por ciento en tres cuotas sucesivas desde enero hasta marzo inclusive, cerrando así la paritaria anual en un 26 por ciento, y superando los niveles de inflación estimados en el 24 por ciento.

"En una Argentina inestable, es muy importante contar con esta herramienta que le permita a los trabajadores no perder poder adquisitivo", aseguró a APF Digital el subsecretario del Sindicato de Empleados de Comercio de Paraná, Rubén Bernabé.
El sindicalista explicó que la negociación que se dio a nivel nacional "tuvo en cuenta los parámetros de la economía argentina", y que, de esta manera, "la paritaria 2017 cierra en un 26 por ciento, lo que implica una buena base para discutir salarios en una Argentina en la que los aumentos en los servicios, los combustibles, los alimentos, entre otros, fue erosionando el salario del trabajador".
Al respecto, detalló que "si bien siempre se corre un poco por detrás de la inflación", el sector ha sido uno de los que más han logrado corregir el salario en el último año, y resaltó que quieren "rescatar la importancia que la cláusula tuvo en el marco de los anuncios del Gobierno de una inflación más alta de la prometida, de un dólar cuyo valor va en ascenso".
Respecto de las paritarias 2018, Bernabé adelantó que ya desde el mes de marzo se comenzará a discutir la cifra de aumento. En este sentido, aclaró que el porcentaje de aumento será conforme a las necesidades del sector, "más allá que el Gobierno nacional pretenda poner un techo".
Por último, remarcó ante APF: "Para nosotros es fundamental que el sector no pierda poder adquisitivo ante la inflación, y mediante esta herramienta, como lo es la cláusula gatillo, hacemos valer nuestro derecho como gremio".
Gualeguay21