La violencia se ha instalado entre nosotros al punto de que vivimos entre miedos. Miedo a los malos, pero, lamentablemente, miedo, también, a los que deberían ser los buenos, que hoy parecen haber perdido el sentido de su función.

El año pasado nos juntamos a cenar con varios amigos, y distribuimos qué llevaba cada uno. Por razones de practicidad a mí me encargaron llevar café en granos, ya que en la casa de la familia que nos recibía a todos les gustaba moler el café al momento de prepararlo.


Se venían los carnavales 2013 y, tal como habían sido los últimos años, eran tiempos de negocios con la Municipalidad de Gualeguay en la provisión de productos y servicios para la tradicional fiesta.


Para muchos gualeyos, desde hace casi dos décadas, el turismo viene siendo un sueño, y en la esperanza de que algún día Gualeguay sea turístico, aún siguen apostando. Tal vez por eso, las palabras del Intendente afirmando que el turismo acá "crece año a año" aún "les da cosa".


Era de noche y estacioné el auto a cuatro cuadras del Templo al cual iba a celebrar una misa. No fue fácil encontrar ese lugar ya que había muchos vehículos en varias cuadras a la redonda. Yo pensé “si la cuarta parte de esta gente va a la misma misa que yo, van a quedar muchos afuera”. Y así fue. Todavía faltaba media hora para comenzar y ya no se podía entrar.


En la mañana de ayer lunes, el Presidente de la Nación, Mauricio Macri, invitó a los gobiernos provinciales y municipales a acompañarlo en la reducción de cargos políticos, en la paritaria cero para funcionarios políticos, y en prohibir familiares en sus gestiones, lo cual nos mete en un complicado brete.


Desde hace tiempo inmemorial, Gualeguay adolece de un desorden caótico de su tránsito, mientras todas sus administraciones coincidieron en ignorarlo, culpar del mismo a los vecinos, y aprovechar la oportunidad para recaudar. Pero la paciencia de los vecinos cada vez es menos.


Hay gente buena. Y es mucha. Ante la presencia en los diarios y en los noticieros (a veces con insistencia) de personas que hacen daño al prójimo, a la creación, y a sí mismos, se nos puede pasar por alto tanta generosidad en muchos más.


Días pasados falleció en nuestra ciudad el vecino Pedro Daniel Fiorot. Lo velaron y lo enterraron. Pero olvidaron que Pedro fue combatiente en Malvinas, que era un veterano de guerra, un héroe, y Pedro se fue sin pena ni gloria.


El actual gobierno nacional, por decisión política, cambió las reglas de juego sobre el valor del combustible y dejó liberado su precio a la movilidad en los valores del crudo y del dólar.


Días atrás, el Gobernador Gustavo Bordet dijo que la reforma electoral que anunciará el 15 de febrero propone dejar atrás la boleta sábana para adoptar la boleta única, a la vez que consideró prematuro todavía hablar de desdoblar las elecciones.


El hombre, agobiado y aturdido por supuestos problemas laborales, de salud y emocionales, inmerso en un estado de furioso desasosiego, decidió irse, quería terminar con todo, según dejó por escrito.


Hemos visto –me atrevo a decir “compartido desde y con el corazón”-- en estos días momentos de la visita del Papa a Chile y Perú. Personalmente he tenido la gracia de ser testigo cercano de varios de esos encuentros y celebraciones en Santiago de Chile, y pude seguir ampliamente por televisión otros en los cuales no podíamos trasladarnos.


Los gurises de hoy son iguales que los de ayer, y los de antes de ayer. Los gurises de hoy no son ni más malos ni más buenos de lo que fuimos nosotros. Ni tampoco, ahora, hay más maldad que antes. Ni más mala suerte que antes.


No es un paraje, ni un pueblo, es, aunque los gualeyos no lo sepan, solo un sector de la ciudad, un barrio más de Gualeguay. Se llama Puerto Ruiz, y tanto le prometieron y no le cumplieron que hoy es un monumento a la burla.


El hecho central y por el cual hay una causa abierta y una investigación penal en proceso es que Fernando Pastorizzo, de 20 años, apareció muerto en una calle de Gualeguaychú y que quien fuera su novia, Nahir Galarza, reconoció la autoría.


Cada noche de carnaval, cada comparsa pone en juego sus más de 220 integrantes y alrededor de 2 millones de pesos en parafernalia para la realización del espectáculo, algo que no es tenido en cuenta a la hora de decidir frente e un pronóstico climático adverso.


Dentro de pocos días el Papa Francisco estará de visita pastoral en Chile y Perú. En cada país la agenda y los mensajes tienen características particulares, como las tuvo en Colombia y en los otros países.

Página 1 de 73