En una reunión celebrada anoche en el comité local, la mesa directiva de la UCR gualeya interpeló al concejal Efraín Martínez Epele sobre su encuentro con el empresario Omar Benvenuto, el mismo día de su desaparición, en el marco de asuntos municipales.

Según se pudo saber, la participación del edil en el encuentro celebrado en la casa del ex funcionario de Cambiemos, Hugo Lesca, fue como representante del bloque oficialista para interiorizarse en la propuesta de Benvenuto, ya transmitida al Intendente Federico Bogdan, a los efectos de transmitírsela al cuerpo.
Al término del extenso encuentro, los radicales no tomaron ninguna decisión, sino que pasaron a un cuarto intermedio hasta hoy a la noche, donde continuarán deliberando sobre el tema. Según manifestaron algunos, la intención ahora es "defender" al concejal ante el embate del bloque del Frente para la Victoria que pide su renuncia aunque, la dilación en la decisión lleva a pensar en posiciones divididas.
Cabe recordar que Martínez Epele ya había rendido cuentas a la plana mayor del radicalismo local, la cual entiende que la casa de Lesca no era el ámbito adecuado para dicha reunión, tal vez no teniendo en cuenta que fue una reunión previa solo a los efectos de informar al bloque sobre las intenciones del empresario.
Del mismo modo, vale destacar que la actitud del concejal no reviste ilegalidad alguna, ni siquiera atenta contra la ética, ya que su rol individual, como legítimo representante del pueblo, implica el desarrollo de propuestas que solo prosperarían en el seno del Concejo Deliberante bajo un estricto régimen normativo.
Tal es así que es una práctica normal entre los ediles desarrollar sus tareas legislativas fuera del recinto, no solo por la falta de espacio físico, sino porque su tarea demanda reunirse con los vecinos atendiendo todo tipo de demandas, incluso con empresarios interesados en hacer negocios con el Estado municipal.
Lamentablemente, la sociedad gualeya ve estas actitudes, las de la UCR y la del Frente para la Victoria, como un mezquino oportunismo político de una situación, como la desaparición del empresario, que ya bastante consterna a la ciudad como para que se "entretengan" en capitalizarla políticamente.
Como bien dijo el periodista local Jorge Barroetaveña, por Radio Gualeguay, pareciera que el Frente para la Victoria puso la carne a la parrilla y el oficialismo quiere atizar las brazas.
Gualeguay21