En la mañana de hoy domingo trascendió en Gualeguay la desaparición de un conocido empresario, visto por última vez el pasado viernes y cuya camioneta se encontró sobre la ruta 12 entre esta ciudad y General Galarza.

De acuerdo a lo que se pudo saber, todo comenzó ayer sábado por la noche, cuando, no pudiendo comunicarse con su padre, Gonzalo Benvenutto, de la firma Inprocil, se comunicó con la Jefatura local y manifestó su inquietud respecto de la ausencia de su padre, con quien no tenía contacto desde el pasado viernes.
Antes de comunicarse con la Policía local, Benvenuto hijo, junto a su cuñado,  Jorge Sandrini, agotaron las formas de contacto con Benvenuto, recorrieron infructuosamente los lugares que frecuentaba, y se pusieron en contacto con sus empleados, quienes no sabían nada de él.
Anoticiados de esto en la Policía, y en conocimiento de que una camioneta Toyota Hilux, similar a la del hombre, estaba abandonada en la ruta 12, al norte de Gualeguay, a la altura de La Garibaldina, confirmó la pertenencia y comenzó las tareas pertinentes.
Vale destacar que la camioneta fue hallada cerrada con llave, mientras que en su interior solo se encontró un celular Nextel, que Benvenuto solo usaba en Buenos Aires, y ninguna otra pertenencia.
En este sentido, a las 10 de la mañana de hoy domingo, personal policial y de Bomberos Voluntarios de Gualeguay, muñidos de perros y dron, y con la asistencia de un helicóptero, desplegaron un importante operativo de rastrillaje la zona donde se encontraba la camioneta.
Al cabo de las tareas, según trascendió, solo se obtuvo por indicio el rastro señalado por el can de rastreo indicando que Benvenuto habría cruzado la ruta, desapareciendo allí el rastro, lo que indicaría su ascenso a otro vehículo.
Cumplimentando los trámites correspondientes,  a las 11:20 horas, Sandrini denunció la ausencia y solicitó la localización y paradero de su suegro, el ciudadano Benvenuto Omar, de 66 años de edad, con el cual estuvo en contacto el día viernes pasado a las 18:30 horas.
Según lo denunciado, Benvenuto le había dicho que a la noche viajaría a la localidad de Mansilla por una cuestión de negocios, y destacó que el hombre vestía, cuando estuvo con él, pantalón de vestir claro, camisa clara y saco azul, siendo de 1,62 metros de altura, robusto, de tez trigueña, utilizando anteojos permanentes.
Finalmente, agotadas las instancias de búsqueda, se trajo la camioneta hacia la ciudad, y mañana de iniciarán las diligencias para establecer mayores datos, entre los que se destacan los de la telefonía móvil.
Gualeguay21