Hoy lunes se cumplen 17 días de la desaparición del empresario gualeyo Omar Benvenuto sin que se conozcan indicios ciertos sobre su paradero y comienza a tomar fuerza la presunción de que se trate de un crimen.

Si bien no ha habido avances, el Fiscal Ignacio Telenta, quien se hizo cargo de la investigación el pasado viernes, enfrenta un misterioso caso de desaparición con la mayoría de las medidas ya fueron tomadas sin resultados positivos.
Un resumen
A las 11:20 horas del domingo, Jorge Sandrini se presentó en Jefatura para solicitar la localización y paradero de su suegro, Benvenuto, a quien había visto por última vez el viernes a las 18:30 horas, cuando le manifestó que a las 20 horas de ese día viajaba a Mansilla a una reunión por un comodato del galpón de la empresa Inprocil.
Según destacó Sandrini en la denuncia, el sábado trataron de ubicarlo al celular pero les fue imposible, y que preguntaron en los lugares que frecuentaba, a sus relaciones, y a sus empleados, sin que nadie supiera nada de él.
A partir de ese momento se difundió la búsqueda del empresario, quien es a un hombre de 66 años, de 1,62 metros de altura, robusto, de tez trigueña, utiliza anteojos permanentes, y vestía al momento de desaparecer un pantalón de vestir claro, camisa clara y saco azul.
En esa oportunidad, Sandrini indicó que la Toyota Hilux de Benvenuto se encontraba en la Ruta 12 pasando la entrada de La Garibaldina, y destacó que la misma estaba cerrada con llave, sin nada en su interior, y sin signos de violencia.
Cabe destacar que, en su denuncia, Sandrini señaló que ese mismo día, Sebastián Erro le comentó que un peón de La Garibaldina le había comentado que aproximadamente a las 7:30 horas del sábado vio un automóvil oscuro entrar hasta el segundo molino del campo y después volverse y tomar hacia Mansilla.
Enterada de esto la Policía local, ese mismo día, puso en conocimiento a la Fiscalía y la causa recayó en el Fiscal Agustín Gianini, quien dispuso las primeras diligencias en el caso, determinándose gracias a éstas que la camioneta había llegado al lugar, kilómetro 241, desde Gualeguay, girado en U, y estacionado, mientras que un can rastreador determinó que cruzó la ruta, donde se perdió inmediatamente el rastro.
Por otro lado, las primeras imágenes de videovigilancia mostraron a Benvenuto saliendo en su camioneta de la casa de la madre, en la zona de la Asistencia Pública, y tomar hacia el norte de la ciudad, antes de las 20 horas, solo en el habitáculo.
Respecto del celular del empresario, dentro de la camioneta de encontró un Nextel solo usado en Buenos Aires, mientras que no se encontró aquel que usaba cuando se encontraba en Gualeguay, el cual, según la información de la prestadora, se desconectó alrededor de las 20:30 horas.
A partir de estos datos, la Policía dispuso un amplio operativo de rastrillajes terrestres, aéreos y fluviales, a la vez que se cumplieron todos los protocolos de comunicación y se comenzaron con todos los peritajes tecnológicos a celulares, mientras que, en Tribunales, los hijos se instalaban como querellantes en la causa, con el patrocinio del abogado Carlos Magallán.
En el marco de estas diligencias surgió el testimonio de una enfermera, vecina de Gobernador Mansilla, que afirmó haberle vendido a Benvenuto una rifa en una fiesta popular a beneficio del hospital de esa ciudad, entre las 2 y las 4 horas de la madrugada del domingo siguiente a su desaparición, lo cual no pudo ser refrendado por alguno de las 500 personas presentes esa noche en la fiesta, ni nadie de los 1.500 habitantes de ese pueblo.
Cumplida la primera semana de ausentado el empresario gualeyo, la Fiscalía dispuso el sábado 4 de noviembre un gran despliegue operativo para allanar simultáneamente los domicilios de Luis, Sebastián y Eduardo Erro, de Hugo Lesca, y los establecimientos rurales de estos en el Primer Distrito y General Galarza.
Estos allanamientos fueron dispuestos por la Jueza de Garantías Alejandra Gómez, a pedido de la querella, acompañada por la Fiscalía, en base a supuestos 9 llamados cruzados entre Lesca y los Erro, a un préstamo de dinero no pagado por los Erro, a un video de una chata similar a la de Lesca siguiéndolo a Benvenuto, y a testigos que habrían asegurado que Lesca y Luis Erro le habían concertado un encuentro secreto en Gobernador Mansilla por el terreno de Improcil.
En estos operativos se secuestraron celulares y camionetas que fueron peritados y devueltos a sus dueños el mismo domingo, mientras que el lunes se conocieron a través de la prensa las reacciones de los allanados, incluso con denuncias penales sobre la falsedad de las pruebas referidas, mientras que, a pesar del grado de compromiso de las mismas, no se imputó ni detuvo a ninguno de los supuestamente implicados.
Como consecuencias de los operativos erráticos, durante la segunda semana, tanto la Policía como la Justicia evitaron a la prensa, hasta que, finalmente, en la mañana del viernes, se conoció que el Fiscal Telenta se hacía cargo de la causa y que Gianini era apartado, mientras que, para salvar la imagen de la Fiscalía, dieron una conferencia conjunta.
Por último, cabe recordar que la familia Benvenuto, aparte de ser titular de la firma Inprocil, que fabrica tanques de GNC en la planta de Av. Illia, tiene una importante cantidad de bienes inmuebles en Gualeguay, y campos en Rosario del Tala, Las Achiras, y en Cuchilla Redonda, Los Pinos.
De esta manera, hoy se cumplen 17 días de desaparecido el empresario Omar Benvenuto sin que no se hayan obtenido indicios ciertos sobre que habría sido de él, mientras que ahora habrá que esperar a ver que medidas toma el Fiscal Telenta.
Gualeguay21