En lo que va del nuevo siglo, 13 personas desaparecieron misteriosamente sin dejar ningún rastro y, hasta hoy, si bien pueden existir versiones y presunciones, no se sabe qué les pasó.

En una investigación conjunta, Radio Máxima, de Gualeguaychú, y Gualeguay21, de Gualeguay, aunaron sus esfuerzos para reflotar estos casos sin resolver y hacer público el estado de las investigaciones.
Los casos
El 12 de enero de 2002, en un velatorio en Viale, fue la última vez que vieron al Mencho Gil, peón de 56 años de La Candelaria, junto a su mujer Margarita, también empleada en ese establecimiento, y a sus cuatro hijos de entre 4 y 12 años.
En San Benito, el 25 de julio de 2004, fue vista por última vez Fernanda Aguirre, de 13 años, y si bien la investigación arrojó detenidos, uno que apareció muerto en prisión a los pocos días del hecho, no se supo más de ella.
En Gualeguaychú, el 31 de diciembre de 2004, el niño Kevin Sánchez, de vacaciones con su familia de Tortuguitas, desapareció misteriosamente mientras jugaba en el balneario Ñandubaysal.
En San Jaime de la frontera, al anochecer del 7 de septiembre de 2010, Sebastián Ortiz, de Paso de los Libres, Corrientes, salió en su bicicleta hacia la terminal de ómnibus a sacar su pasaje de regreso, y nunca se supo más nada de él, y, casi un año después, al anochecer del 30 de agosto, Juan José Morales, bien conocido como Pocho, quien recorría regularmente el pueblo  en su bicicleta levantando quiniela, también desapareció y tampoco se supo más de él.
Desde Concordia, el 20 de septiembre de 2017, César Miño, de 36 años, y Sergio Quintana, de 38, fueron vistos por última vez a bordo de su Partner Peugeot rumbo a Paraguay de compras, vehículo que después fue encontrado incinerado en San Carlos, Corrientes.
Por último, en Gualeguay, el 27 de octubre de ese mismo año, el empresario Omar Benvenuto, de 66 años, salió a las 20 horas desde la casa de su madre en dirección al norte, a bordo de su camioneta Toyota, y nunca se supo más nada de él, solo la Toyota fue encontrada abandonada sobre la banquina a unos kilómetros de la ciudad.
La voz de la Policía entrerriana
En diálogo con Gualeguay21, el Jefe de la fuerza entrerriana, el Comisario Gustavo Maslein, aseguró que se sigue trabajando intensamente en las causas abiertas, a la vez que remarcó que, en el caso particular de Benvenuto, ha mantenido conversaciones con el propio Juez Federal, el Dr Ríos, quien ahora tiene a su cargo la causa, y ha puesto a su disposición todo lo que precise por parte de la fuerza.
Por otro lado, respecto de los dos concordienses desaparecidos en septiembre, Maslein remarcó que se los siguió hasta la provincia de Corrientes, los ubicaron en una estación de servicio, y luego de eso desaparecieron, encontrándose después la Partner incendiada.
En este sentido, el Jefe de la Policía Entrerriana señaló que ahora las investigaciones están a cargo de las autoridades de la provincia vecina y que, al igual que lo hizo con el Juez Ríos, también se puso a disposición.
Para terminar, Maslein recordó el caso de la familia Gil, sobre el cual destacó las diligencias a realizarse próximamente para determinar si la misma se encuentra enterrada en La Candelaria.
Dudas
Más allá que el Jefe Maslein y la Justicia entrerriana aseguren que se está trabajando, la familia Gil este viernes cumple 16 años de desaparecida, mientras que el niño Sánchez, los de San Jaime, los Concordienses, María Fernanda y Don Omar amenazan con seguir el mismo destino de incertidumbre.
Por último, Gualeguay21 y Máxima, en informes próximos, desarrollarán cada uno de los casos, su estado y las expectativas de quienes aún esperan saber de ellos.
Gualeguay21/Máxima