El secretario de Ambiente, Martín Barbieri, aseguró ayer jueves que el camión que volcó en Ceibas con residuos peligrosos cumplía con el protocolo exigido para el traslado de ese material y que contaba con las autorizaciones nacionales, a la vez que personal de su organismo inspeccionó el lugar para constatar eventuales impactos sobre el ambiente.

Los bomberos de Ceibas atendieron el siniestro apenas ocurrió y fueron quienes informaron a la Secretaría de Ambiente de lo sucedido por el hecho de que el camión trasladaba residuos peligrosos. 

En una publicación realizada en el sitio oficial del Gobierno provincial aseguran que el organismo ambiental tomó intervención de manera inmediata y que se puso en contacto con quien tenía a cargo el operativo por parte de la Policía de Entre Ríos.

"El conductor del camión debió ser trasladado al hospital de Gualeguaychú tras sufrir fracturas por el vuelco, por lo que la Policía fue quien accedió al manifiesto que autoriza a dicho camión a trasladar residuos peligrosos", dijo Barbieri, antes de agregar que en la provincia "todos los transportistas de residuos peligrosos están preparados sobre el protocolo a seguir en caso de un suceso como este, en este caso, lamentablemente el conductor no pudo cumplir con dicho protocolo debido a las lesiones sufridas y traslado al nosocomio".

En ese marco, desde la Secretaría de Ambiente "asesoramos a la Policía respecto a cómo proceder ante dicho evento", y precisó que "según lo que dice la documentación que trasladaba el conductor se trata de un transporte interjurisdiccional, proveniente de Buenos Aires con destino a Estación Carbó donde está ubicada la empresa Soluciones Ambiente, donde se le da tratamiento a dichos residuos peligrosos. Hasta ahí todo es legal, no hay ninguna irregularidad".

Además, indicó que, al tratarse de un transporte interjurisdiccional, y tal como lo exige la normativa vigente, el camión contaba con el manifiesto expedido por el gobierno nacional". Y detalló que en el mismo documento se indicaba que trasladaba pastillas y drogas vencidas provenientes de laboratorios para ser tratados en el operador de residuos peligrosos que está en Carbó.

Por normativa nacional y provincial, hay un protocolo a seguir para el traslado y manipulación de este tipo de residuos, en un ambiente controlado y por personas preparadas para ello.

Respecto a la empresa Soluciones Ambientales, Barbieri indicó que opera residuos peligrosos, es decir, "remedios y drogas vencidas", y afirmó que la empresa Soluciones Ambientales es una de las empresas más controladas en el país por el gobierno nacional. "Se le exige innumerable cantidad de requisitos a cumplir y se le efectúan monitoreos continuos por parte de Nación como de la provincia", sostuvo el funcionario.

Por su parte, el Grupo Quimiguay informó que el camión que volcó el día martes por la mañana no pertenece a esa compañía, y que el mismo transportaba residuos con los correspondientes manifiestos de carga que exige la ley, a la vez que recordó que la empresa opera con rigurosas normas de seguridad, y con los permisos y controles ambientales requeridos por las normativas vigentes para operar las corrientes de residuos para las que se encuentra habilitada a tratar.

Por último, la empresa enfatizó que no trata residuos patológicos, aunque, sin perjuicio de eso, como actividad declarada esencial, su planta cumple con un riguroso protocolo de seguridad sanitaria acorde a las recomendaciones del Ministerio de Salud de la Nación para hacer frente al COVID-19.

Gualeguay21